“El gran arquitecto del universo designa las batallas más duras a sus soldados más fuertes”

El Batallón de Cadetes de la Escuela Superior Militar “Eloy Alfaro” forma a sus soldados más fuertes a través de sus batallas más duras. Motivo por el cual a través del tiempo los hombres celebres han hablado de las virtudes y valores de los soldados; como resultado de su calidad humana, su carácter para salir avante ante el desaliento, la desesperación, la duda, la vacilación, la pereza y más factores del fracaso, a los que el hombre y mujeres atrasados miran como caprichos de la suerte y fatalidad; pero solo en esta casona militar formadora de líderes se alcanza la excelencia y se materializa con su juramento, su lealtad y entrega  a la Patria.

Nuestra declaratoria constituye la regla de conducta derivada de una sólida formación y del sentido del cumplimiento del deber que profesa el/la cadete de la Escuela Superior Militar “Eloy Alfaro”, representante auténtico de los valores y virtudes militares profundos e inmutables de la Institución.

HONOR
Lo demostraré en la transparencia de mis acciones, convirtiéndolo en mi sello personal en el que brille ejemplarmente mi reputación, integridad y buen nombre, ya que el Honor constituye el alma del/la cadete.

DISCIPLINA
Procederé conscientemente en el cumplimiento cabal de las normas establecidas para convertirme en un/a militar y ciudadano ejemplar de nuestra sociedad. Si el Honor es el alma del/la cadete, la Disciplina es su columna vertebral.

LEALTAD
Actuaré con fidelidad a los principios, valores y normas que rigen la vida de la Institución y el convivir social, dejando de lado intereses personales y buscando siempre el bienestar común.

LIDERAZGO
Me convertiré en conductor ejemplar, estaré al frente de la dirección de un grupo al que guiaré por el mejor camino y del que espontáneamente me ganaré su voluntad, respeto, solidaridad y admiración.

SOLIDARIDAD
Apoyaré incondicionalmente a quien lo requiera, sin esperar recompensa. Brindaré mi ayuda en el lugar y momento oportunos, aun en peligro de arriesgar mi integridad, con el fin de fortalecer las relaciones interpersonales y sociales, a costa de mi propia vida.

HONESTIDAD
Procederé siempre ceñido/a a la verdad. Actuaré voluntariamente para entregar lo mejor de mi ser, sobre la base de mis capacidades y limitaciones, en beneficio de los objetivos de la Institución.

JUSTICIA
Actuaré con equidad, imparcialidad, rectitud y firmeza en el ejercicio de mis actos, otorgando a cada persona lo que le corresponda.

DECISIÓN
Asumiré con valentía, seguridad, inteligencia, y en el momento oportuno, los retos que se me presenten, evitando consecuencias negativas.

ESPÍRITU DE CUERPO
Actuaré con solidaridad, generando un compromiso de apoyo y respaldo entre los miembros de la Escuela Superior Militar, para alcanzar los objetivos e ideales comunes de la Institución.

CORAJE
Actuaré con valentía frente a situaciones adversas que se me presenten, sin doblegarme ante los obstáculos, teniendo siempre en cuenta los objetivos planteados, sin perder nunca el ímpetu, la tenacidad, el arrojo, características del/la cadete Ecuatoriano.

CONFIANZA
Seguro de mí mismo/a me ganaré el respeto, consideración y estima, actuando ante los/ las demás de manera sincera y espontánea.

AUSTERIDAD
Seré severo/a, ajustado/a rigurosamente a las normas de la moral. Actuaré con honradez hasta la privación o el sacrificio. Gastaré lo necesario y evitaré los gastos inútiles o superfluos.

RESPONSABILIDAD
Cumpliré cabal y correctamente en todo momento y circunstancia los deberes inherentes a mi grado y función asignados, para alcanzar el bien de la Institución y de la Patria, aun sin existir una orden específica.

CONVICCIÓN
Interiorizaré los principios en los que he sido formado/a, los haré parte consustancial de mi existencia, los convertiré en el ideal por el que estaré dispuesto a cualquier sacrificio.

PATRIOTISMO
Contribuiré decididamente a la defensa, desarrollo y progreso de mi Patria, siendo reserva y guía moral de nuestro pueblo.

“SOLO VENCIÉNDOTE, VENCERÁS”