“Ser cadete, es hacer de la vida; un regazo de patria sentir, es vivir con el alma encendida; con deseos de amar o morir”.

La Escuela Superior Militar Eloy Alfaro, cuna de héroes y alma mater del Ejército ecuatoriano, se ha constituido a través del tiempo en el guardián de los valores,

tradiciones y principios de nuestro Ejército, como Brigadier Mayor de la gloriosa Escuela Superior Militar “Eloy Alfaro” es para mí un honor darles una cordial bienvenida a nuestra centenaria institución militar, con la consigna de formar hombres y mujeres de bien para el pueblo ecuatoriano.

Tener vocación al servicio de las armas, implica voluntad, integridad y compromiso, a una vida llena de grandes desafíos, con el coraje de aceptar las responsabilidades, asumir riesgos y afrontar las dificultades que se presenten a cada instante, ayudar de manera desinteresada a los ciudadanos, tener la convicción de la profesión escogida que le permita cumplir con las exigencias de la formación militar. Como soldado deben de tener un alto concepto del honor, disciplina y lealtad, que te llevaran al máximo del sacrificio, complementado con una personalidad que se adecue a la realidad de la Institución.

La formación académica, militar, física y fundamentalmente en valores, son el pilar fundamental de la formación integral del ciudadano, los mismos que deberán recordar en cada momento que el parche más importante es el que llevan en su pecho, significa el llanto de una madre, el orgullo de su padre y el sueño de cada uno de sus hermanos que ven en ustedes un prototipo líder militar

Una vida llena de entrega y sacrificios, es una vida llena de gloria pues el portar la gloriosa casaca militar significa llevar consigo la gran responsabilidad de defender con amor, valor y coraje nuestro sagrado tricolor, dejando atrás la comodidad y la holgura jovial perseverando los difíciles obstáculos que presenta esta hermosa carrera, pero llevando siempre en la mente, cuerpo y espíritu; el alma inquebrantable del cadete ecuatoriano “Solo Venciéndote Vencerás”.

Ser militar no es buscar la confianza en el ascenso, o escuchar la adulación pasajera del dinero, que el amor a la patria, los valores y principios militares que son el eje principal en la cultura militar, junto con el liderazgo y el ejemplo, sean la luz que guie siempre a nuestros hombre y mujeres de honor.

Somos ricos con la gloria de vivir emocionados, luchadores de la patria, vencedores de la muerte, defensores de la paz, porque nacimos para ser guerreros y hemos de morir, ofrendando nuestra sangre por mi patria el Ecuador.

Recuerda que; en algunas circunstancias el paso más pequeño puede convertirse en el más significativo de tu vida, “Bienvenidos a la Gloriosa Escuela Superior Militar Eloy Alfaro”.